La historia de CHIMENTO es típicamente italiana, formada por un espíritu emprendedor y un gran deseo de hacer. Todo comenzó en 1964 en Vicenza, gracias a la intuición y tenacidad de Adriano Chimento, fundador y presidente de la empresa.

Los tres pilares en las que basan sus diseños son la extrema atención al detalle, la búsqueda continua de soluciones tecnológicas de vanguardia y el estudio cuidadoso de las tendencias de moda y diseño. Innovación y creatividad se fusionan con las habilidades artesanales de CHIMENTO resultando en creaciones únicas, originales y refinadas, siempre con el mismo objetivo: emocionar a través de la belleza.