Cuidado Diario:

- No utilice su joyería fina durante trabajos domésticos, jardinería, trabajos pesados, ejercicio. Así mismo evite bañarse o sumergirse en albercas o Spas con sus joyas porque la exposición repetida al cloro puede debilitar la estructura de la soldadura de los metales finos provocando con el tiempo un desquebramiento.

- Evite caídas y golpes que puedan abollar o desgastar el engarce de las gemas de sus joyas porque, aunque los golpes y rayones no afectan el valor del metal, si pueden alterar la belleza y el valor del diseño.

- Póngase siempre sus joyas como toque final, después de maquillarse y peinarse el cabello.

- Frote sus joyas con una tela de gamuza después de haberlas utilizado.

- Evite dormir con las joyas puestas.

Almacenamiento:

- Guarde sus joyas en sus estuches originales o envueltas en una tela suave para evitar que se rayen una con otra ya que las piedras más duras pueden dañar a las más suaves; por ejemplo, un diamante puede dañar fácilmente a un collar de perlas.

 - Guarde sus joyas alejadas de fuentes excesivas de calor o humedad.

Mantenimiento:

- Si limpia su joyería seguido y le da mantenimiento, podrá conservarlas radiantes y hermosas. Algunas joyas las puede lavar en casa, utilizando jabón suave y un cepillo de dientes para bebé.

- Verifique frecuentemente sí hay alguna piedra suelta tocando gentilmente la pieza con sus dedos.

- No use pasta dental ya que puede rayar el metal o las gemas.

- Toda la joyería puede ser limpiada con seguridad si la sumergimos durante 10 minutos en agua tibia enjabonada (utilizando jabón líquido, jamás detergente en polvo) y utilizando un cepillo para bebé para remover la suciedad de la pieza.

Limpieza:

- Visite al menos una vez al año nuestro taller de servicio para una revisión del engarce de las gemas y una limpieza profesional.