Los 10 consejos de la AGS para comprar una joya fina.

Antes de comprar una joya fina, revisa los siguientes consejos...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1. Consulta a un Gemólogo Certificado o Joyero Registrado de la AGS.

Asegúrate que el joyero esté apropiadamente certificado y tenga un entrenamiento gemológico reconocido. La AGS certifica que sus miembros se adhieren a estrictos estándares profesionales, éticos y de servicio.

 

 

2. Compra la mejor calidad que pueda.

La calidad es la característica más importante en una joya. Una pequeña gema de gran calidad es mucho más apreciada en valor que una gema más grande pero de menor calidad.

 

 

 

3. Compara artículos similares.

Comparar basados sólo en el precio no es suficiente. Pregunta también sobre la calidad, el corte de las gemas y la mano de obra de la pieza antes de comprar automáticamente la pieza de precio más bajo.

 

4. Conoce la calidad de los metales.

El oro puro es de 24 kilates. El oro en joyería es usualmente 10 kilates, 14 kilates ó 18 kilates y debe estar marcado apropiadamente. Existen procesos como el electroplatinado el cual da la ilusión de oro. El platino debe ser acompañado por una estampa que muestre las partículas por millar de su pieza. Típicamente, la joyería de platino está marcada como 950/900/850 Plat.

 

 

 

 

 

 

5. Ten cuidado de “grandes descuentos”.

Si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, probablemente no lo es. Pregunte al joyero desde cuando la pieza está en oferta y cuanto tiempo durará el descuento. Muy frecuentemente no son ofertas verdaderas.

 

 

6. Ten cuidado de comprar por correo, internet o teléfono.

Las fotos pueden tener poca semejanza a la pieza verdadera. La calidad de la mano de obra, durabilidad, calidad de las gemas y metales, el servicio, garantía, y experiencia del vendedor son cosas que usted no puede determinar en una foto.  

 

7. Conozca las políticas de retorno, reparación y servicio de la tienda.

Un joyero acreditado debe de tener políticas de reparación, retorno y servicio. Pregunta acerca de esto antes de comprar.

 

8. Compra joyería por placer, no como inversión.

Aunque el valor de una joya fina se aprecia más con el paso del tiempo, le recomendamos no comprar joyería fina como inversión, comprela por placer y belleza.

 

9. Asegúrate de que su joya fina está apropiadamente descrita.

Un miembro certificado de la AGS debe describir completamente sus joyas, lo que te garantiza que entregan lo que ofrecen.

 

(Hoy la AGS está formada por casi 1300 firmas de joyeros y valuadores de joyas en Estados Unidos, y Carranza y Carranza es el primer joyero de México que forma parte de esta élite.)

 

10. Antes de comprar investiga toda la información que puedas de la mejor fuente posible.

Haz la tarea, consulta a un profesional experto que sea miembro de la AGS.

 

 

 


 

 

 

 

El Arte de las Joyas 

Según los antiguos, la regla fundamental del arte es la simplicidad. Pero no hay que confundirla con una mera facilidad, sino con el éxito de un refinado disimulo que esconde toda afectación y que ofrece la impresión de ligereza y desenvoltura. El poeta francés Verlaine decía: “Tenemos que ser tan ligeros como el pájaro, no como la pluma”.

Estudio, gusto y cuidado; la elegancia se construye mediante el examen de los detalles. Un broche, una joyas, un cinturón, un botón, todo ayuda a dar personalidad a un estilo de gran naturalidad y elegancia.

Por otra parte, etimológicamente hablando, “elegancia” significa “capacidad de saber escoger”. Con este sentido, las joyas representan aquellos preciosos detalles que hay que “saber elegir” para dar un toque de personalidad a la propia figura. Actualmente, las joyas vuelven a dominar sobre el vestido porque, como observa Roland Barthes, “ayuda de manera decisiva, a darle significado”.

La primera regla, Valorar.

Una mujer que trabaja y que por ningún motivo desea renunciar a su feminidad encontrará en las joyas al aliado romántico de su vestuario. Pero también la mujer casual, práctica y deportiva, puede encontrar su justa expresión. Para ellas las joyas serán, sobre todo, un juego despreocupado con lo cotidiano, según le sugiera su propio humor.

Hay infinitas maneras de expresar el carácter e infinitos modos para usar una joya, una para cada estilo de animo: lo importante es saber valorar y escoger. Seguir las reglas de buena educación, es decir, no intentar imponer normas sino sugerir maneras de ser, usando nuestra imaginación para aprovechar los distintos momentos de cada día.

Por otra parte, ¡No se puede pensar en joyas sin alegría! la propia etimología de la palabra joya, que deriva del francés antiguo “Joel” y que esta emparentada con el latín “Iocus” significa broma o juego: Un extraño destino para las joyas, que suspendidas entre la nobleza de preciosos objetos de arte expresan la divertida libertad de ser adornos soñados, regalados y usados como sello de cada estilo personal.

Una última advertencia: La elegancia se construye en el detalle estudiado y no en la exhibición narcisista. Entonces es preferible no excederse y no mezclar gustos y estilos. Comprendiendo a quienes aman las joyas y no resisten la tentación de usarlas todas juntas a un mismo tiempo; pero, ¿no es mejor, quizás, llevar solo lo justo, cambiándolas a menudo y dar el mayor resplandor e importancia a los adornos que escogimos portar?.

El lujo cuesta monedas constantes y sonantes, pero la elegancia se paga con el buen gusto, el cual es mucho más raro y exclusivo.

 

¿Cómo protegerse de los diamantes tratados?

El diamante es la gema más codiciada por el hombre y las características que determinan su valor son muy sutiles, por eso es muy importante que tomes un tiempo para seleccionar adecuadamente un diamante, de la misma manera que en cualquier compra importante, entre más conozcas podrás tomar la mejor decisión y protegerte.

Mucha gente ignora que existen técnicas para mejorar la claridad de un diamante retirando u ocultando características naturales. Las tres técnicas más comunes son: perforación con láser, relleno de fracturas y radiación.

Muchos diamantes salen de la tierra con delgadas partículas de carbón negro dentro de ellos. Aún si son difíciles de ver, ellas tienden a dispersar la luz y reducir el brillo del diamante.

Para llegar a la inclusión, un láser perforador es usado para crear un delgado agujero y así llegar al fondo del diamante. A menudo el calor del láser vaporiza las partículas, si no, un ácido es vertido dentro del agujero, usualmente disolviendo la mancha o blanqueándola hasta hacerla ver de un notable color blanco.

Naturalmente, este proceso es irreversible. Y, desde que se convirtió en un procedimiento de norma industrial aceptado, no es siempre revelado por los vendedores de diamantes. Sin embargo, en Carranza y Carranza Joyas Finas rechazamos cualquier tipo de alteración a cualquier gema ya que consideramos que la naturaleza ha creado las gemas de una manera extraordinaria y que sus características naturales no deben de esconderse o cambiarse y pueden tener confianza absoluta en nosotros de que nunca venderemos algún diamante que haya recibido tratamiento.

Es muy recomendable que exijas un certificado y una garantía por escrito para asegurarte de que el diamante que te están ofreciendo no ha sido tratado, pues incluso algunos comercializadores de diamantes de buena voluntad, no saben cómo identificar estos procesos y venden diamantes sin saber que han sido tratados y sin querer engañan a sus clientes.

Los agujeros por el láser son tan pequeños en diámetro, que es muy difícil ver que el diamante ha sido perforado. Si se observa en el interior de la piedra bajo una luz muy brillante podras ver algunas “hebras” delgadas.

Los reportes de diamantes más confiables como el GIA o AGS siempre indicarán cuando la piedra haya sido perforada con láser. La perforación con láser es permanente, y las gemas tratadas no requieren de ningún cuidado especial. De cualquier manera, los diamantes perforados son menos valiosos que los que no han sido perforados de igual tamaño e igual clasificación.

 

Relleno de fracturas

A veces, una sustancia química es usada para llenar pequeñas grietas en un diamante. El efecto de este tratamiento puede ser muy dramático, cambiando un diamante en el que se observan fácilmente las inclusiones en uno que es notablemente  más claro.

Sin embargo, un diamante tratado, es lejos, menos valioso que uno que es naturalmente hermoso.

No hay nada inherentemente mal con el realce de las gemas, siempre y cuando tu sepas qué se le ha hecho a la piedra, y que no estés pagando por una cosa y recibas por otra. Por eso es importante saber cómo detectar un relleno de fracturas. El “índice de dispersión” (dispersión index) del material de relleno es diferente al diamante, está cerca, pero lo suficientemente diferente como para que puedas detectar su presencia girando el diamante bajo una luz brillante. En ciertos ángulos, el relleno creará un “efecto relampagueante” (flash effect).

Dos compañías en los Estados Unidos distribuyen la mayoría de los diamantes fracturados rellenados: Goldman-Oved Diamond Corporation y Yehuda Diamond Company. Afortunadamente, ellos son los “buenos muchachos”, trabajando para garantizar que sus productos no sean distorsionados a los consumidores, ya que ellos explican claramente que sus diamantes han sido tratados. Sin embargo, hay cientos y miles de diamantes fracturados rellenados (especialmente los pequeños) intencionalmente colocados en el mercado de la joyería. Debes estar muy al pendiente cuando la firma del diamante que te muestren sea desconocida. Esta alerta se toma doblemente con las piedras de menos de 0.40 ct.

 

Radiación

Tratamientos basados en radiación pueden ser aplicados a diamantes de color entre café y amarillo de bajo valor y tornarlos en caros diamantes de colores (rosas, verdes, azules, etc.). Esto no es un fraude mientras sea informado. Sin embargo este tratamiento es el más difícil de detectar por lo que algunas veces estos diamantes son vendidos como colores naturales. Lo más aconsejable es confirmar el origen con un certificado de un laboratorio de gemas como el GIA o AGS.

Carranza y Carranza Joyas Finas es miembro de la AGS y está comprometido en proteger al consumidor proporcionando la educación necesaria para poder elegir el mejor diamante, contamos con un gemólogo graduado del GIA y estamos a su disposición para asesorarle en sus compras de joyería fina.

 

 


 

¿Cómo seleccionar una joya para un vestido de fiesta?

 

 

La joyería que uses para acompañar un vestido de fiesta, es más importante de lo que cres, por lo que debes pensar muy bien lo que vas a usar. Una joya adecuada puede enmarcar tu rostro e iluminar tus manos, pero sobre todo te hará sentir muy bien. Por eso debes tener en cuenta la forma del escote, la tela y los adornos en tu vestido. Aquí te mostramos distintos estilos para que tengas una idea más amplia y te decidas por lo que más te guste.

1.- A los vestidos con escotes cuadrados y mangas abombadas les quedan muy bien los aretes discretos y no es necesario usar alguna gargantilla.

2.- Los vestidos con cuello “V” y mangas cortas son muy románticos y conservadores. Si el escote no es muy pronunciado no es necesario llevar alguna gargantilla y los aretes medianos en proporción a su rostro le quedan muy bien.

3.- Con los vestidos halter no es necesario usar  gargantilla, no debe de llevarla porque se pierde entre el corte del vestido; en este caso lo que será el centro de atención serán los aretes así que asegúrate que resalten, sobre todo si el vestido es negro. También puedes usar aretes largos que te darán un look más sofisticado.

 

 

4.- A los vestidos con escote amplio les favorece el uso de una gargantilla con aretes muy finitos, pero puedes usar aretes grandes o largos que serán el foco de atención, siempre y cuando no lleves una gargantilla.

5.- Los vestidos con cuello “V” con tirantes son muy sobrios y femeninos. Aquí debes usar prácticamente cualquier accesorio y lucirás muchísimo porque no hay ningún elemento que te quite atención.

6.- En los vestido con cuello redondo alto y sisa baja, no conviene llevar gargantilla, debes enfocarte más en los aretes. Los aretes largos son la mejor opción porque te acortarían el cuello.

 

 

 

7.- Con un vestido strapless generalmente podrás usar un bonito juego de gargantilla y aretes del mismo estilo. Si no tienes el cuello largo usa aretes pequeños en forma de gota o circulares y ponte una cadenita delgada para que afinen tu silueta. Prueba un solitario y broqueles de diamantes.

8.- El vestido con ojal escotado se está usando muchísimo porque favorece la silueta al enmarcar los hombros, puedes usar una gargantilla corta que no sea demasiado gruesa; los aretes pequeños y discretos serán una excelente combinación.

 

 

 


¡Lo que debes saber acerca del Platino!

La primera joyería de platino en Europa apareció alrededor del año 1780, en la corte de Luis XVI de Francia, aunque ya había sido apreciada en el antiguo Egipto y por los incas sudamericanos. Muy pronto se convirtió en el metal predilecto para engarzar diamantes, porque el platino muestra muy poco o ningún desgaste con el uso, por lo que ofrece gran protección a las piedras preciosas, además de su extraordinaria belleza y lustre blanco resalta el brillo de las gemas. Por eso es que los diamantes más famosos del mundo, como el Hope, Jonker Diamond Number One, y el Koh-i-Noor, están todos asegurados en piezas de platino.

Debido a la escasez y propiedades de este precioso y asombroso metal, durante la Segunda Guerra Mundial se limita exclusivamente para usos estratégicos militares. Durante muchos años el platino estuvo casi olvidado, y fue hasta 1988 cuando el diseñador de joyas Scott Kay decide entregarse por completo al platino y a pesar de que otros diseñadores habían intentado revivir el uso del platino sin éxito y que se encontraba en el mundo entero en recesión, después de varios años de trabajo de Scott Kay el mundo vuelve a demandar el platino.

El platino por su blanco y puro lustre, fuerza y durabilidad es reconocido y admirado. Los novios del mundo entero han identificado al platino como el metal ideal para el anillo de compromiso, porque el diamante y su montadura deben de ser para siempre. Como el patino es superior a otros metales en fuerza y durabilidad, ofrece una gran protección al diamante. El suspiro radiante del diamante fusionado con la elegancia eterna del platino crea un único y perdurable símbolo de amor eterno.

Scott Kay, originario de Nueva York, es un graduado del Fashion Institute of Technology, donde aprendió de grandes maestros, como: Madame Boucher, Sam Biser y Gary Gudell. Sus credenciales, ambas tanto como esposo, padre y como ganador del prestigioso premio De Beers Diamond International Award y Buyer Choice favorecen su curriculum.

La versatilidad de la joyería de platino de Scott Kay, es una expresión de amor diseñada para usarse todos los días por siempre. Sus adornos en barra acentúan la limpieza de su lujosa joyería de platino, la cual ha cautivado a todas las parejas del mundo.

 

Dudas frecuentes, sobre anillos de compromiso y argollas

La siguiente entrevista la concedió Scott Kay quien es el diseñador de joyas matrimoniales más dinámico y el responsable de la popularidad tan grande que tiene el platino hoy en día, ya que en 1980, cuando el platino se encontraba sólo permitido para uso militar, Scott Kay fue el primero en reutilizar este precioso material.

Scott Kay, la autoridad más famosa en anillos de compromiso en platino, nos ofrece sus experiencias  ante las preguntas más comunes hechas por los novios acerca del anillo de compromiso.

¿Qué es lo más importante cuando están comprando un anillo de compromiso?

Lo más importante es que el joyero sea calificado y de confianza. Hay que tener en cuenta que el anillo de compromiso será usado cada día por el resto de sus vidas. Por eso el joyero seleccionado deberá estar capacitado para dar la asesoría y el mantenimiento necesario toda la vida.

¿Qué es lo primero que consideraría cuando estoy comprando un diamante?

Yo creo que el consumidor ha estado considerando demasiado el “color” y la “claridad”, cuando en realidad la característica más importante de un diamante es cómo está “hecho”, en otras palabras el “corte”.

Nosotros compramos diamantes por su brillo y cuando el diamante está cortado apropiadamente, la brillantez es máxima. La brillantez de un diamante es independiente al color y a la claridad. Tú debes buscar “un balance” cuando estés comprando un diamante.

¿Por qué debería comprar un anillo de compromiso de platino cuando el oro blanco es menos caro?

Un anillo de compromiso es una expresión de amor y compromiso del uno para el otro, por otra parte es la joya que más tiempo va a usar la mujer. El platino ofrece durabilidad, pureza, calidad y todas estas características, yo siento que están asociadas con la boda y el anillo de compromiso. Las joyas de platino resisten al deslustre, desgaste y al uso diario más que cualquier otro material sobre la tierra. Para una pieza de joyería que deseas usar cada uno de tus días, por el resto de su vida, debe ser el platino puro!

Me encanta la Joyería, pero cuando la uso observo que tengo una reacción alérgica. ¿Tiene usted alguna sugerencia?

El oro está mezclado con cobre, níquel y plata que causa irritaciones en la piel en las personas sensible. El platino, debido a sus propiedades únicas y a su alto nivel de pureza es hipo alergénico. Al estar usando platino puedes evitar reacciones alérgicas.

¿Cómo debo cuidar mi anillo de compromiso, existe un método casero para limpiarlo?

Un líquido profesional para limpieza puede ayudar a eliminar residuos de aceites naturales y cualquier suciedad que se adhiera a sus diamantes u otras piedras preciosas. Esto no sustituye el cuidado profesional que un joyero le puede dar y yo recomiendo llevar tus piezas cada dos o tres meses, dependiendo el tiempo que uses tu joyería.

Mi prometida y yo tenemos un estilo de vida muy activo, ¿Nos puede sugerir algún tipo de joyería especial?

Yo recomiendo platino, porque es el metal precioso más denso, durable y práctico que se puede usar a diario y su peso es de un 30% más que el oro. También recomiendo que ustedes consideren “anillos de matrimonio” en lugar de las “argollas de matrimonio”.

Un anillo de matrimonio tiene una específica parte superior y otra parte inferior, permitiendo que la parte superior del anillo retenga al máximo su brillo y apariencia. Las argollas de matrimonio son totalmente redondas y no tienen una específica parte superior.

El uso se distribuye igual en toda la superficie de la argolla tendiendo a requerir mayor mantenimiento para conservar la misma apariencia que en el día en que se compraron.

 

 

Limpieza, cuidado para mantener las joyas como nuevas

Las joyas y las gemas requieren de un cuidado especial en su uso, almacenamiento y limpieza. Tú estás invirtiendo en el seducir eterno de una gema por lo que te sugerimos seguir la siguientes recomendaciones.

Cuidado Diario

No utilices la joyería fina durante trabajos domésticos, jardinería, trabajos pesados o alguna actividad relajante en albercas o Spa´s, principalmente porque el cloro puede dañar la aleación de los metales finos.

Almacenamiento

El almacenamiento de las joyas debes asegurarte que las piezas no se toquen unas con otras, las piedras más duras pueden dañar a las más suaves, ejemplo.- un diamante puede dañar fácilmente a un collar de perlas.

Cosméticos

Viste tus joyas después de haberte maquillado, también después del perfume o fijadores para el cabello.

Rutina Nocturna

Frota tus joyas con una tela de gamuza después de haberlas utilizado.

Limpiando su joyería en casa

Si limpias tu joyería seguido y le das mantenimiento la podrás conservar radiante y hermosa, algunas joyas las puedes lavar en casa, utilizando jabón suave y un cepillo de dientes para bebé, verifica frecuentemente si hay alguna piedra suelta tocando gentilmente la pieza con tus dedos. No uses pasta dental ya que puede dañar el metal o las gemas. Toda la joyería puede ser limpiada con seguridad si la sumergimos durante 10 minutos en agua tibia enjabonada (utilizar jabón líquido, jamás detergente), utiliza el cepillo para bebé para remover la suciedad de la pieza.

Limpieza y chequeo cada 6 meses

Siempre es recomendable darle mantenimiento a las joyas cada 6 meses, con los collares de perlas se recomienda que se cambie el hilo cada 2 años o cada 1 dependiendo el uso de que le des.

 

Como cultivar el amor conyugal

1. Olvídate del mundo entero antes que de tu cónyuge…este es antes que los hijos, el trabajo, el futbol, los amigos (as), los padres, el Internet.

2. Al menos una vez al día, hazle un comentario amable, ten un gesto de cariño, hazle su platillo preferido, admírale algo, sorpréndele!

3. Cuida los “momentos especiales” del día: salúdale expresamente al salir o volver, sonríele al verle, ríete de sus bromas y chistes, coquetéale.

4. Ten una vida sexual sana, positiva y centrada en la comunicación.

5. Saber que la vida tiene activos y pasivos, que puede ser interesante “hacer un balance” de nuestro matrimonio para valorar sus notas positivas y negativas, luces y sombras, y reconocer todo lo bueno que se ha construido juntos.

6. Escúchale con atención y sin interrumpir, este es un regalo que se aprecia siempre. Separen unos minutos cada noche para ustedes dos solos, con la televisión apagada y el contestador automático encendido.

7. Mantente bonito, no caigas en la tentación de estar en casa con la sudadera capaz de enfriar a cualquiera.

8. Mantente bien arreglado, cuida tu aspecto personal, el exceso de peso puede llegar a ser desagradable y es perjudicial para la salud.

9. Admírale sus cualidades físicas, su modo de ser, sus habilidades, su belleza interior: “me encanta tu forma de tratar a los demos, tu prudencia. Sé un fan de tu cónyuge, mantén inter& en su trabajo profesional y a su vez, desarrolla actividades e intereses que despierten en el otro admiración e interés.

10. Celebren sus triunfos, tengan un pasatiempo en común, miren fotos juntos, leer un libro y coméntenlo, recuerden sus primeras épocas del matrimonio y nunca olviden que se tienen el uno al otro!